La Grandeza del Perdón

Queremos Hablarte de la Grandeza del Perdón…

Seguramente en medio de la situación que estás viviendo, se han anidado en tu ser sentimientos encontrados.

Si estás experimentado rabia, odio, dolor, tristeza, desilusión y no sé cuantos sentimientos más, quizás te sirva saber que en medio de todo el huracán que está viviendo, es natural que estos te invadan y te lleven incluso a la desesperación, a la angustia y hasta a la depresión.

Queremos en este instante darte una voz de esperanza, a través de este mensaje que pronuncio el mismo Jesús:

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. Mt. 5, 43-48

Este es un llamado a la misericordia, al perdón. Misericordia es ver con los ojos del Espíritu la miseria, la necesidad, la oscuridad que hay en la otra persona. Verla, amarla como Jesús la ama, aceptándola tal como es, perdonándola setenta veces siete y a pesar de todo, seguirla amando.

Sin embargo, aparece un virus que te impide dar este paso, es EL RENCOR.

Si permites que se acumulen rencores en tu corazón te vuelves una persona triste, sin gozo en el alma. Aunque estés muy bien arreglado(a), tengas muchos proyectos y éxitos en tu trabajo, no encontrarás la paz en ninguna parte. Fácilmente puedes explotar en ira, agresividad o sumirte en una depresión; el desgaste de tu cuerpo, de tus nervios y de tu vida emocional y espiritual se podrá ver fácilmente.

Te invitamos a abrir el corazón y a descubrir la llave para alcanzar la sanidad del alma y del cuerpo: es el perdón.

Para lograrlo te proponemos que en actitud de oración, le pidas ayuda a Dios, reconociendo que solamente con tus fuerzas, no va a ser posible la victoria. Y ahora sigue estos tres pasos:

Perdona a quién te haya ofendido: Recuerda que: “Los misericordiosos obtendrán Misericordia, alcanzarán Misericordia”.

Es posible que vengan a tu memoria los recuerdos de la infidelidad, agresiones, injusticias, violencia que afectan inmediatamente tu genio, que te hacen sufrir, llorar y sientes rabia acumulada porque te hicieron mucho daño. Pero si quieres vivir y permitir que tu alma respire, que no envejezcas prematuramente, que puedas realizar un proyecto en tu vida que valga la pena y para el cual Dios te dotó de todas las capacidades, debes tomar la decisión de perdonar por encima de todo.

Pide perdón a quien hayas ofendido: Ir hacia la persona a quien ofendiste para pedirle perdón no es fácil si te dejas dominar por el orgullo, pero será posible si dejas que aparezca la humildad para reconocer que no eres perfecto o perfecta, que te puedes equivocar y que necesitas de lo demás. Lo justo ante los ojos de Dios es que no cargues con la responsabilidad de haber herido a alguien por haberle quitado tu afecto, o a alguien con quien estás siendo indiferente. Más bien que ames a todo el mundo y que vivas en paz y armonía.

El único camino a la paz es el perdón. El Espíritu Santo es el especialista en darte las fuerzas para hacer posible lo que creías imposible.

El siguiente aspecto es revisar si estás cargando culpas que te han impedido Aceptar el perdón de Dios.

Quizás has encontrado cosas en tu vida, que allá en tu soledad te estremecen por dentro; pecados que cometiste que no te perdonas y por los cuales más bien te recriminas permanentemente. Quizá hasta los hayas confesado, pero aún no has aceptado el perdón de Dios y sigues cargando con culpas que rasgan tu alma y no te dejan vivir.

Es necesario y fundamental que creas que la sangre que derramó Jesús en la cruz fue por tus pecados; que Él que es el Padre de las Misericordias, perdona todos tus pecados y los olvida totalmente. Acércate al sacramento de la reconciliación y ya no sientas vergüenza; acepta con humildad que te equivocaste, pero acéptalo de una vez por todas y déjate amar con Su ternura. Acepta el perdón. ¡Tú solamente da gracias!

Deja que en este momento te invada la paz que sobre pasa todo entendimiento, cuando en un paso trascendental, permites que brote de ti la grandeza del perdón.

Tus amigos,

Isabel y Humberto

 

11 Comments

  1. El dilema es cuando la persona infiel, no se atreve a pedir perdon y se niega de lo sucedido, cuando todo es evidente. Entonces el afectado vive en sosobra porque tiene disposicipon de perdonar paro la persona no se arrepiente y siga cometiendo infidelidad.

  2. Dioss que bonito. quiesiera poder perdonar setenta veces siete, solo le pido a dios que envie el espiritu santo y transforme mi vida y mi alma. quiero estar en paz con dios y con migo misma. esta situación que ahora vivo es muy dificil, confusa, quiciera aveces despertar una mañana y sentir que era solo un sueño..

  3. Muchas gracias Humberto e Isabel por todos los consejos que me han enviado,me han ayudado mucho en esta situacion dificil que me ha tocado vivir,solo con el amor de DIOS Y SU GRACIAse puede superar esto,es dificil perdonar cuando te han herido tanto,pero si Dios todos los dias nos perdona ,quienes somos nosotros para no perdonar.Espero de la mano del Señor poder perdonar completamente y sanar todas las heridas q llevo en mi corazon,que Dios les bendiga y gracias.

  4. hola les doy las gracias por su preocupasion le doy gracias a Dios por sus vidas por que llegaron en un momento muy critico de mi vida, estoy recuperandome de este golpe tan duro e inesperado que es la infidelidad estoy muy intersada en los cursos me gusta leer mucho pero por el momento tengo que esperar pero en la primera oportunidad los comprare, garcias por su ayuda que Dios los bendiga

  5. Deseoperdonarlo, dejar todo atras y empezar de nuevo, pero no puedo, quiero hablar con el del tema pero cada vez que lo intento me rehuye negando la infidelidad cuando yo tengo pruebas de ello, quiero perdonarlo pero con la verdad, no quiero mas mentiras en mi vida y si realmente quiere que nuestro matrimonio siga deseo su sinceridad.no se que hacer…

  6. Siempre pensé que nuestro matrimonio era hasta el final de nuestros días porque así me lo decía pues me traicionó a los 32 años de casados a pesar que se dio cuenta que para él lo más importante era su familia porque lo está demostrando para mí no es fácil perdonarlo me duele tanto que hay momentos que me desespero y viene a mi cabeza todo esos recuerdos tan amargos y me ahogan en una tremenda tristeza que no puedo ocultarla siempre le ruego a Dios que me haga olvidar para para vivir en paz se que lo amo y é demuestra un gran arrepentimiento que me pide perdón pero que dificil es para mi olvidar

  7. El perdón de corazón es lo más díficil de esta vida y seguir con esa persona que te ha hecho daño y que en cada momento que la miras te reflejas el dolor y la impotencia que te alcanza más si te acuerdas que no solo ha sido la infidelidad sino el egoísmo de solo pensar en ella y ella. es sumamente dificil lo único que me queda es pedirle a Dios cada día con más fuerza dirección y sobre todo, por mi mismo, perserverancia

  8. Por mi estoy trabajando en el perdon, ya el dolor se me esta pasando, sin embargo la incertidumbre de sus mentiras y de su doble vida me han afectado y hay momentos en que ya no deseo estar con el; en momentos supero todo y lo veo con una esperanza, pero sus ausencias me angustian en imaginar que puede estar haciendo y eso me hace regresar a los malos recuerdos…estoy trabajando en dejar fluir la vida y no pensar mal y confiar en el y aceptar que si vuelve a suceder y aunque lo perdone, ya no podre vivir a su lado…..estoy intentandolo recuperarme y manejar a conciencia el dejar atras el pasado………..por mi y espero por añadidura se vea reflejado en los dos….siempre me pongo en manos de Dios y si el no me conviene, Dios mi pondra todo enfrente y tomar decisiones para bien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*